Justas Poéticas: Un proyecto de los alumnos de 1º de bachillerato del Colegio Filipense Blanca de Castilla para comprender la literatura en la Edad Media

Justas Poéticas: Un proyecto para comprender la literatura en la Edad Media

El Cantar de Mio Cid es una de mis obras preferidas de la literatura española, quizá porque me siento atraído por ese ambiente de honor y luchas. No es descabellado pensar que sin obras como esta, no estaríamos hoy disfrutando de series tan populares como Juego de tronos, La casa del dragón o incluso Los anillos del poder. Aunque que nuestro alumnado comprenda esto y disfrute con la construcción literaria y la creación del mito de Rodrigo Díaz de Vivar no siempre es sencillo.

Detalles del proyecto

Este proyecto busca contextualizar el cantar de gesta más importante en lengua castellana y disfrutar de las vinculaciones históricas y literarias del héroe caballeresco. Los grupos de trabajo tuvieron que formarse y seleccionar información de diversas fuentes para obtener las referencias que les permitieran relacionar el mester de juglaría, los cantares de gesta y los romances con el Cantar de Mio Cid. Tras esto, una lectura del cantar continuó con el  comentario de texto para entresacar la grandeza formal y profundizar en la comprensión de los tres cantares que componen la historia del caballero castellano.

La actividad académica dio paso a la creatividad literaria. Los grupos bucearon a través de la historia, la literatura y la mitología para encontrar otros caballeros dignos de mención y poder dedicarles sus propios cantos (William Wallace, Juana de Arco, Fernando el Católico, Lanzarote del Lago o el ya conocido Minaya Albar Fáñez, vencedor de la justa, fueron algunos de los seleccionados). De esta manera, cada grupo compuso al menos un romance destinado a cantar las alabanzas de los caballeros que habían escogido.

Justas Poéticas: Un proyecto de los alumnos de 1º de bachillerato del Colegio Filipense Blanca de Castilla para comprender la literatura en la Edad Media

Producto final

Como producto final del proyecto, el plato fuerte: una auténtica justa medieval. Ataviados como los caballeros que habían escogido, alumnas y alumnos de 1º de Bachillerato se enfrentaron en un combate de softcombat (con réplicas de armas hechas de gomaespuma) y fueron presentados por los juglares de su grupo que cantaron sus méritos y hazañas antes de batirse en duelo ante la atenta mirada de los cursos de Infantil.