Visita del escritor Carlos Malillos al Colegio Filipense Blanca de Castilla

Visita del escritor Carlos Malillos

Visita del escritor Carlos Malillos

Los alumnos de bachillerato de 1º y 2º de bachillerato recién aterrizados de los intercambios de Florencia y Bonn por un lado y por otro, de su viaje de fin de curso de París, tuvieron el privilegio de tener la visita el pasado 21 de diciembre, y como cada año, del escritor Carlos Malillos.

 

Visita a los alumnos de 1º de bachillerato

Visita del escritor Carlos Malillos al Colegio Filipense Blanca de Castilla

La jornada empezó sobre las nueve de la mañana, con los alumnos de 1º de bachillerato, quienes habían leído la novela, “Las lamentaciones de mi primo Jeremías“. En esta charla, Carlos fue leyendo diferentes pasajes de la novela, acompañada de un audiovisual que recordaba las aventuras de Alvarito y su primo Jeremías por el pueblo el Cubo del vino. Pudieron comprobar cómo hace unos años se vivía sin tantas comodidades o cómo los chicos del pueblo se divertían. También les informó de su blog, para que siguieran manteniendo contacto con él.

 

blogdelescritorcarlosmalillos.blogspot.com

 

Visita a los alumnos de 2º de bachillerato

Visita del escritor Carlos Malillos al Colegio Filipense Blanca de Castilla

Después les llegó el turno a los alumnos de 2º de bachillerato que recibieron las explicaciones que Carlos les dio sobre la novela, Cecile, amoríos y melancolías de un joven poeta, que fue su lectura durante esta primera evaluación. En esa charla nos explicó las evoluciones de un adolescente llamado Alvarito y sus sentimientos hacia su enamorada Cecile. En esa charla Carlos iba explicando las diferentes estrofas que utilizó en la novela, mientras amenizaba a los alumnos con música clásica que recordaba los tópicos literarios., Además de estas charlas, Carlos firmó los ejemplares a los alumnos con una dedicatoria personalizada.

Así otra Navidad más el colegio contó con la presencia de Carlos Malillos. Desde el departamento de Lengua y Literatura y de su amigo, el profesor Fran, le agradece su presencia y su disposición.

 

Un fuerte abrazo Carlos y hasta la próxima.