Querido Junio, te decimos adiós…

Junio es el mes de las carreras, de las risas por los pasillos, de los recreos largos en el patio, de nuestro querido chapuzón del verano. Es el mes en el que nos damos cuenta de todo lo que hemos trabajado y aprendido, de todos los momentos vividos y compartidos con todos nuestros amigos, de todo lo que significa pertenecer a esta gran familia filipense. También es el mes de decir adiós, de despedirnos con un gran abrazo y una sonrisa en la boca, de desearnos un feliz verano cara a cara.

Y es que, en este mes en el que echamos la vista atrás y soñamos con todo lo que no hemos podido hacer. Por ello, no podíamos  irnos sin despedirnos de todos nuestros niños y sus familias, y desearos que pasen un ¡feliz verano!.